Qué es

Todos hacemos realidad La Ciudad Accesible

La ciudad accesible es aquella en la que nos sentamos a hablar en un parque en una tarde de verano; en la que paseamos viendo escaparates y podemos entrar a comprar en las tiendas; es aquella en la que podemos caminar por las calles, cruzar los pasos de peatones y visitar a nuestros amigos en sus casas; también es aquella en la que podemos coger un autobús sin problemas y en la que podemos practicar nuestro deporte favorito en las instalaciones apropiadas. La ciudad accesible es aquella en la que podemos ir al teatro, a la universidad y en la que podemos pasear con nuestro hijos por el centro. También es aquella que podemos visitar y en la que podemos alojarnos, hacer turismo por sus monumentos y comer en sus restaurantes.

Es una ciudad cómoda, agradable, cálida y de escala humana, donde los pavimentos, los paramentos y los espacios, ayudan a las personas que la habitan a relacionarse con la misma de un modo más natural y más sensible.

La ciudad accesible es aquella en la que podemos recorrer los lugares que la configuran sin problemas, pasear por las calles sin encontrar trampas o barreras, visitar los museos sin tener que acceder a los mismos por la puerta de atrás, asistir a los espectáculos acompañados de nuestra familia o amigos… En la ciudad accesible podemos, sea cual sea nuestra condición o circunstancias, vivir el espacio de un modo natural, sin impedimentos superpuestos a la hora de relacionarnos con el medio.

La ciudad accesible es un lugar de encuentro, es un lugar donde compartir las experiencias de nuestra vida cotidiana, es un lugar donde podemos definir y decidir como nos relacionamos con nuestro entorno.

La ciudad accesible no discrimina a nadie, independientemente de su raza, color, religión, sexo, orientación sexual, estatus social, etc. La ciudad accesible respeta a las personas con discapacidad y las iguala en derechos con el resto de ciudadanos de la sociedad.

En definitiva, la ciudad accesible es una ciudad para todos… sin exclusión de nadie.